La Menopausia Quirúrgica: Todo lo que necesitas saber

La menopausia quirúrgica ocurre en mujeres en edad fértil tras una histerectomía (extirpación del útero) y ooforectomía (extirpación de los ovarios), o solo de los ovarios. A diferencia de la menopausia natural, que ocurre gradualmente permitiendo al cuerpo adaptarse, la menopausia quirúrgica provoca una interrupción abrupta de la función ovárica y, por ende, una aparición repentina de síntomas menopáusicos.

Síntomas Inmediatos

Los síntomas iniciales incluyen sofocos, trastornos del sueño, sudoración excesiva, dolores de cabeza, mareos, ansiedad, irritabilidad, depresión y disminución de la libido. Los sofocos, particularmente, son preocupantes en la menopausia quirúrgica. Estos pueden durar de 30 segundos a 20 minutos y pueden ocurrir hasta 50 veces al día.

La Menopausia Quirúrgica: Todo lo que Necesitas Saber 1Síntomas Tardíos

Entre uno y dos años después de la cirugía, pueden surgir cambios corporales debido a niveles bajos de estrógenos, como piel seca y arrugas profundas, uñas quebradizas, pérdida de brillo y caída del cabello. Además, la sequedad vaginal, el aumento del colesterol en sangre, y un mayor riesgo de osteoporosis son comunes.

Tratamientos para la Menopausia Quirúrgica

1. Terapia Hormonal Sustitutiva (THS): Reemplaza los estrógenos que normalmente producen los ovarios, reduciendo los sofocos, la pérdida de colágeno y la sequedad vaginal. Sin embargo, conlleva riesgos como un leve aumento en la posibilidad de accidentes cerebrovasculares.

2. Tratamientos Farmacológicos Alternativos a la THS: Incluyen el uso de antidepresivos para reducir sofocos, medicamentos para la presión arterial y anticonvulsivos. Estos pueden tener efectos secundarios indeseados, por lo que su uso es limitado.

Te puede interesar   7 consejos para combatir los lapsos y la niebla mental en la menopausia

3. Tratamiento con Fitoterapia Alternativos a la THS: Actifemme® RESD3, por ejemplo, es un complemento alimenticio que actúa como antioxidante y cardioprotector, ayudando a aliviar los síntomas de la menopausia.

Conclusiones

La menopausia quirúrgica es una condición que afecta significativamente la calidad de vida de muchas mujeres. Aunque los tratamientos disponibles pueden aliviar algunos de los síntomas, es fundamental una comprensión completa de las opciones y sus riesgos. Consultar con profesionales de la salud y buscar asesoramiento farmacéutico es esencial para manejar esta etapa de manera efectiva y segura.