Presume de cuerpo (y de personalidad)

Vivimos en una sociedad donde, a menudo, se nos enseña a enfocarnos en nuestros defectos y a compararnos con los demás. Esta mentalidad puede ser perjudicial para nuestra autoestima y percepción de nosotros mismos. No obstante, esta negatividad no necesariamente refleja la realidad. Por el bien de nuestra autoestima y salud emocional, deberíamos fomentar una actitud positiva hacia nosotros mismos todos los días. 

La positividad corporal es una actitud que impulsa la aceptación y el amor hacia nuestros cuerpos, sin importar su forma, tamaño, color, habilidades o imperfecciones. Esta filosofía no solo nos anima a aceptar y a valorarnos tal como somos, sino también a celebrar nuestras diferencias y a reconocer que la diversidad es lo que nos hace únicos y hermosos.

La aceptación es un aspecto fundamental de la positividad corporal. A través de ella, nos permitimos apreciar y respetar nuestro aspecto físico sin juzgarnos ni tratar de cambiarlo acorde a los estándares de belleza impuestos por la sociedad. En lugar de luchar constantemente contra nuestras inseguridades, podemos aprender a amar los cuerpos tal como son y, así, aprender a cuidar de ellos.

cuerpo-mujer-salud-actifemme-women-real

La psicología detrás de la positividad corporal

Desde el punto de vista psicológico, la positividad corporal se basa en la idea de que la actitud que tomamos hacia nuestra apariencia tiene un impacto directo en la salud mental y emocional. Cuando nos sentimos bien con nuestro cuerpo, es más probable que experimentemos emociones positivas, como la felicidad y la satisfacción, y tengamos una mayor autoestima con la que afrontar nuestro día a día.

Se ha demostrado que aquellos que adoptan una actitud positiva hacia su aspecto tienen menos probabilidades de sufrir trastornos alimentarios, depresión y ansiedad. Además, la aceptación también puede mejorar nuestra calidad de vida, porque reduce la presión que sentimos para encajar en ciertos estándares de belleza y permite centrarnos en nuestra salud y bienestar de manera más efectiva.

Por otro lado, una actitud negativa hacia la apariencia física nos puede llevar a la insatisfacción corporal. Esto trae consecuencias graves para nuestra salud mental y física: puede generar baja autoestima, aumentar el riesgo de trastornos alimentarios y afectar negativamente a nuestras relaciones personales y profesionales.

Abraza tu belleza única: sé auténtico

La clave es aprender a aceptar y amar nuestros cuerpos tal como son. No se trata de conformarse o de renunciar a mejorar, sino de reconocer que somos mucho más que nuestra apariencia física y que la verdadera belleza radica en la diversidad.

Te puede interesar   Navegando por el cambio: comprendiendo los síntomas de la menopausia y la fase premenopáusica.

Para potenciar esta sensación de autenticidad, es importante dejar de compararnos con los demás y, en cambio, centrarnos en nuestras propias fortalezas y características únicas. Al hacerlo, nos permitimos apreciar la belleza que existe en las diferencias y desarrollar la autoaceptación.

La positividad corporal también implica reconocer que no existe un ideal de belleza único y universal que todos debamos alcanzar. En lugar de tratar de encajar en un molde específico, podemos aprender a celebrar nuestra individualidad y a expresar nuestro auténtico ser a través del estilo personal.

El impacto de las redes sociales en la imagen corporal

Las redes sociales pueden ser una herramienta poderosa para promover la positividad corporal y la aceptación del cuerpo, pero también pueden contribuir a la insatisfacción y las comparaciones negativas. 

A través de las imágenes y mensajes que vemos en línea, a menudo somos bombardeados con estándares de belleza y expectativas irreales acerca de cómo deberíamos lucir y sentirnos.

Estas presiones pueden llevar a una percepción distorsionada de nuestro cuerpo y a una disminución de la autoestima. Además, las redes sociales también pueden fomentar el compararnos constantemente con los demás, lo que puede ser perjudicial para nuestra salud mental y emocional.

Para contrarrestar estos efectos negativos, es importante utilizar las redes sociales de manera consciente y responsable. Podemos seguir cuentas que promuevan la positividad corporal, la diversidad y la aceptación, y limitar nuestro tiempo en línea para evitar caer en la trampa de las comparaciones constantes.

Los beneficios de practicar la aceptación del cuerpo

La práctica de la aceptación puede tener un impacto profundo y positivo en nuestra vida diaria. Algunos de los beneficios más notables incluyen:

  • Mejor salud mental y emocional: Cuando aceptamos y amamos nuestro aspecto físico, somos menos propensos a experimentar ansiedad, depresión y baja autoestima.
  • Mayor autoconfianza: Al sentirnos seguros y cómodos en nuestra piel, podemos enfrentar los desafíos y oportunidades de la vida con una mayor confianza y determinación.
  • Relaciones más saludables: La aceptación nos permite establecer conexiones más profundas y significativas con los demás, ya que nos sentimos más seguros y auténticos en nuestras interacciones.
  • Mayor enfoque en la salud y el bienestar: Al aceptar nuestro cuerpo tal como es, podemos centrarnos en cuidar de nuestra salud de manera más efectiva y sostenible, en lugar de perseguir objetivos irreales o dañinos.
  • Más felicidad y satisfacción en la vida: Cuando nos sentimos en paz con nuestro cuerpo, podemos experimentar una mayor alegría y gratitud en nuestra vida diaria.

Consejos para cultivar una mentalidad positiva hacia el aspecto físico

  • Practicar la gratitud: En lugar de concentrarnos en lo que no nos gusta de nuestro cuerpo, debemos enfocarnos en apreciar todo lo que hace por nosotros y en las cosas que nos gustan de él.
  • Evitar las comparaciones: Cada persona es única y no hay un ideal de belleza universal. Debemos intentar centrarnos en nuestras características únicas y puntos fuertes en lugar de compararnos constantemente con los demás.
  • Rodearnos de influencias positivas: Seguir cuentas de redes sociales que promuevan la positividad corporal y la diversidad, y rodearnos de personas que nos apoyen en nuestro camino hacia la aceptación.
  • Establecer metas realistas y centradas en la salud: En lugar de obsesionarnos con alcanzar ciertos estándares de belleza, debemos establecer objetivos que nos ayuden a cuidar nuestra salud y bienestar de manera sostenible y efectiva.
  • Practicar el cuidado personal: El cuidado personal puede ser una herramienta poderosa para fomentar la positividad corporal. Dedicar tiempo a hacer cosas que nos hagan sentir bien con nosotros mismos debería ser prioritario. Algunos ejemplos son el ejercicio, la meditación, el cuidado de la piel o la lectura.
  • Ser amable con nosotros mismos: Tratar de ser compasivo y amable con uno mismo, incluso cuando no nos sintamos seguros o cómodos con nuestro aspecto. El amor propio es un viaje continuo y cada pequeño paso cuenta.
Te puede interesar   8 mitos sobre la endometriosis que debes conocer

Formas creativas de celebrar nuestra belleza única

Celebrar nuestra belleza única y autenticidad no tiene por qué ser aburrido o limitado. Hay muchas formas de expresar nuestra individualidad y de celebrar la apariencia única, como:

  • Experimentar con la moda: Probar diferentes estilos y combinaciones de ropa que nos hagan sentir seguros y cómodos.
  • El arte, nuestro mayor aliado: Pintar, dibujar o hacer collages que celebren nuestro cuerpo.
  • Hacer fotos: Tomar fotos de uno mismo en lugares hermosos o con ropa que nos haga sentir bien.
  • Hacer ejercicio: Es aconsejable encontrar una actividad física que disfrutemos y que contribuya a nuestra salud corporal y mental, como el yoga, la natación o el senderismo.
  • Probar nuevos peinados o maquillajes: Experimentar con diferentes looks de peinado y maquillaje puede ayudar a favorecer la autoestima.
  • Celebrar los logros: La apariencia física no define nuestro valor o éxito. Celebrar nuestros logros y contribuciones en la vida es imprescindible, sin importar cómo nos veamos.

Apoyar a otros en su camino hacia la positividad corporal

La positividad corporal es un viaje que puede ser desafiante y emocionalmente intenso. Si conocemos a alguien que está tratando de aceptarse a sí mismo, hay muchas formas en las que podemos apoyarlo, como:

  • Escuchar y ser compasivo: Escuchar con atención y empatía a la persona que está luchando contra sus inseguridades.
  • Compartir nuestras experiencias: Si hemos pasado por un viaje similar hacia la positividad corporal, compartirlo con la otra persona podría hacer que se sienta menos sola y más motivada.
  • Fomentar la autoaceptación: Ayudar a la otra persona a fomentar la autoaceptación y la gratitud por hacia su cuerpo, y recordarle que la verdadera belleza radica en la diversidad y la autenticidad.
  • Celebrar su belleza única: Reconocer y celebrar las características únicas y hermosas de la otra persona, y animarla a expresar su ser auténtico a través del estilo personal.
  • Ofrecer apoyo continuo: La aceptación es un proceso largo y puede ser complicado en los momentos más difíciles. Debemos ofrecer apoyo y ánimo constante para ayudar a la otra persona a mantenerse en el camino hacia la positividad corporal.