Actifemme Óptima, tu mejor aliado para prevenir las infecciones vaginales en verano

Cuidar la salud íntima es fundamental para mantener una vida activa y plena. En este sentido, para las mujeres, la microbiota vaginal juega un papel clave en la protección contra infecciones y trastornos como la vaginosis bacteriana y la candidiasis.

Durante los meses de verano, factores como el calor, la humedad y los cambios en la rutina pueden generar alteraciones en la flora vaginal, por mucho cuidado que tengamos. Esto se debe al contacto con la humedad y el calor, que aumentan el riesgo de sufrir estas infecciones porque fomentan la proliferación de los microorganismos que se encuentran en la flora vaginal.

Actifemme Óptima es un complemento alimenticio que ayuda a restaurar y mantener el equilibrio natural de la microbiota vaginal, contribuyendo a prevenir a corto y largo plazo infecciones como la vaginosis bacteriana y la candidiasis, extremadamente comunes durante los meses de calor.

Packaging-OPTIMA-14¿Qué es la microbiota vaginal y por qué es importante?

La microbiota vaginal es el conjunto de microorganismos que habitan de forma natural en la vagina de una mujer sana. Entre ellos, destacan los lactobacilos, bacterias beneficiosas que mantienen el equilibrio del ecosistema vaginal y protegen frente a la colonización de patógenos.

Cuando se produce un desequilibrio en la flora vaginal, las bacterias en equilibrio como el lactobacilos se multiplican de forma descontrolada, y esto es lo que causa la aparición de bacterias y hongos, responsables de la vaginosis bacteriana y la candidiasis respectivamente.

Vaginosis bacteriana

La vaginosis bacteriana es una infección que se produce debido a un aumento de las bacterias patógenas en la vagina, alterando el equilibrio natural de la microbiota. Entre los síntomas más comunes se encuentran el picor, ardor al orinar y secreciones vaginales abundantes con mal olor.

Te puede interesar   La conexión entre la endometriosis y la depresión: entendiendo las causas profundas

Candidiasis

La candidiasis es una infección causada por el aumento de los hongos del género Candida por encima de los niveles normales. Sus síntomas principales incluyen picor intenso, irritación y flujo blanquecino grumoso.

Como ya hemos mencionado, los casos de candidiasis y vaginosis bacteriana se disparan durante los meses de calor, pero ¿a qué se debe? La respuesta es que, aunque no hay una razón definitiva por la que la vaginosis bacteriana ocurre, sabemos que la humedad y el calor contribuyen a la proliferación de bacterias y hongos, al crear un ambiente propicio para su reproducción.

Además, en verano frecuentamos lugares como la piscina o la playa, en los que pasamos la mayor parte del tiempo llevando un bañador mojado, tanto dentro como fuera del agua. 

Si somos propensas a sufrir desajustes de la microbiota vaginal, Actifemme Óptima podría ayudarnos a mantener las infecciones a raya.

Actifemme Óptima: tu aliado para mantener la flora vaginal saludable

Actifemme Óptima es un complemento alimenticio que ha demostrado su eficacia clínicamente en diversos aspectos relacionados con la microbiota vaginal:

  • Inhibición del crecimiento de patógenos urogenitales
  • Actividad antiinflamatoria
  • Mejoría de la vaginosis bacteriana y coadyuvante al tratamiento antibiótico en VB.
  • Reducción de la tasa de recurrencias y restauración de la microbiota vaginal.
  • Colonización vaginal y gastrointestinal.
  • Restablecimiento del pH vaginal.

Cada cápsula oral de Actifemme Óptima contiene tres mil millones de UFC (Unidades Formadoras de Colonias) de Lactobacillus rhamnosus LRH020 – DSM 25568, Bifidobacterium animalis lactis BL050 – DSM 25566 y Lactobacillus plantarum PBS067 – DSM 24937, además de vitamina B2 (100% CDR).

¿Cuándo y cómo tomar Actifemme Óptima?

La dosis diaria recomendada de Actifemme Óptima es de 1 cápsula oral al día, entre las comidas. Aunque también deberíamos tener en cuenta que:

  1. En caso de vaginosis bacteriana y/o vulvovaginitis candidiásica, se recomienda tomar 1 cápsula al día durante 8 semanas.
  2. Para la vaginosis bacteriana recurrente y/o vulvovaginitis candidiásica recurrente, se aconseja tomar 2 cápsulas al día durante 14 días, mientras se sigue el tratamiento antibiótico o antifúngico, y luego continuar con 1 cápsula al día durante 8 semanas para restaurar y mantener el equilibrio de la microbiota vaginal.
Te puede interesar   La importancia del pH vaginal

Cuidados adicionales para la flora vaginal en verano

Además de la toma de Actifemme Óptima, los siguientes consejos podrían ayudarte a mantener la flora vaginal equilibrada durante los meses de verano:

  1. Mantener una higiene íntima adecuada: utilizar productos específicos para la zona íntima y evitar duchas vaginales excesivas. Los productos irritantes, como los jabones sin el pH adecuado, tienden a desestabilizar la flora vaginal.
  2. Utilizar geles íntimos que tengan un pH adecuado para la salud íntima. Una buena opción, especialmente si sufrimos candidiasis y vaginosis asiduamente, serían Actifemme® Gel íntimo alcalino pH8 y Actifemme® Gel Íntim fisiológico pH4.5  respectivamente. El primero es especialmente adecuado para los casos de infección por hongos. Esto se debe a su efecto calmante frente a los síntomas de la candidiasis, como picor, escozor e irritaciones de la piel y a que el pH alcalino evita la proliferación de la cándida. Sin embargo, Actifemme íntimo fisiológico, es especialmente adecuado para uso diario o infecciones como la vaginosis bacterias o cistitis, ya que ayuda a preservar el pH vaginal. 
  3. Usar ropa interior de algodón y evitar prendas ajustadas: el algodón es transpirable y no causa irritación, mientras que las prendas ajustadas pueden provocar desajustes en la flora vaginal.
  4. Beber suficiente agua: mantenerse hidratada ayuda a prevenir infecciones, porque nuestro cuerpo filtra los microorganismos y las impurezas más fácilmente cuando vamos al baño o sudamos.
  5. Llevar una alimentación equilibrada: aumentar la ingesta de alimentos ricos en lactobacilos, como yogures y vegetales, y reducir el consumo de carbohidratos y azúcares.
  6. Acudir al ginecólogo de forma periódica: no solo hay que acudir en caso de presentar síntomas, sino también a las revisiones anuales.

Conclusión

Actifemme Óptima es un complemento alimenticio que ayuda a mantener el equilibrio de la microbiota vaginal y a prevenir infecciones como la vaginosis bacteriana y la candidiasis, especialmente durante los meses de verano. Además, llevar una vida sana, mantener una higiene íntima adecuada y acudir al ginecólogo regularmente son hábitos que contribuyen a mantener la salud vaginal en óptimas condiciones.