La importancia del pH vaginal

El pH vaginal juega un papel fundamental en la salud de las mujeres. Es el valor que refleja la acidez o alcalinidad del ambiente vaginal, y es esencial para el funcionamiento adecuado del sistema reproductivo y la prevención de infecciones. 

A pesar de su importancia, muchas mujeres desconocen cómo mantener un pH vaginal equilibrado, o qué implica tener pH ácido frente al alcalino. En este artículo, exploraremos la relevancia del pH vaginal y aprenderemos cómo cuidar y mantenerlo en equilibrio para llevar una vida saludable.

actifemme-gel-intimo-alcalino-ph-vaginal
La importancia del pH vaginal y la higiene con productos específicos.

¿Qué es el pH Vaginal?

El pH vaginal se refiere al nivel de acidez o alcalinidad en el ambiente de la vagina. Este valor es medido en una escala que va de 0 a 14, donde 0 es altamente ácido, 7 es neutro y 14 es altamente alcalino.  Consideramos que 7 es neutro porque se encuentra en el centro de la escala y es el valor del agua pura. Los valores por encima de 7 son considerados alcalinos y los inferiores, ácidos.

En condiciones normales, la vagina de una mujer es ligeramente ácida, con un pH que oscila entre 3.8 y 4.5. Esta acidez es el resultado de una combinación de factores, incluyendo las secreciones vaginales y la presencia de bacterias beneficiosas en la flora vaginal.

La Importancia del pH Vaginal

El pH vaginal desempeña un papel esencial en la salud y el bienestar de las mujeres por varias razones:

1. Protege contra la infección vaginal

El ambiente ácido de la vagina sirve como una barrera natural para proteger contra las infecciones bacterianas y las infecciones por hongos. 

Un pH vaginal normal ayuda a prevenir el crecimiento de bacterias y levaduras nocivas que pueden causar infecciones como la vaginosis bacteriana y la candidiasis vaginal.

Te puede interesar   Vaginosis Bacteriana (VB) ¿Qué és? | Ginecología

Cuando este equilibrio se altera y el pH se vuelve más alcalino, las mujeres son más propensas a desarrollar infecciones bacterianas, como la vaginosis bacteriana. Si, por el contrario, el pH vaginal es excesivamente ácido, se da el ambiente perfecto para las micosis, como la candidiasis.

2. Mantiene la flora vaginal saludable

La vagina contiene una comunidad diversa de microorganismos, conocida como la flora vaginal. Estos microorganismos, en su mayoría bacterias beneficiosas, desempeñan un papel crucial en la protección contra infecciones y en la salud general del sistema reproductivo.

Cuando el pH vaginal se encuentra en condiciones normales, es decir, ligeramente ácido, fomenta la supervivencia y mantenimiento de estas bacterias beneficiosas y ayuda a mantener la flora vaginal en equilibrio.

3. Fertilidad

El pH vaginal también puede influir en la fertilidad de una mujer. Un ambiente vaginal equilibrado facilita el transporte y la supervivencia de los espermatozoides en el canal vaginal, lo que es esencial para la concepción exitosa. Cuando el pH vaginal está alterado, puede dificultar la fertilización.

4. Embarazo y parto

Durante el embarazo y el parto, el pH vaginal juega un papel crucial en la protección del feto. La acidez natural de la vagina ayuda a prevenir infecciones que podrían ser perjudiciales para el bebé en desarrollo. Además, un pH adecuado puede facilitar el parto al mantener la salud del canal vaginal.

Factores que pueden alterar el pH Vaginal

Como ya hemos visto, mantener un pH vaginal equilibrado es fundamental para la salud, pero varios factores pueden alterar este equilibrio. Algunos de los más comunes incluyen:

1. Uso de antibióticos

Los antibióticos pueden matar las bacterias beneficiosas en la vagina, lo que puede alterar el pH vaginal y aumentar el riesgo de infecciones por hongos u otros tipos de infección vaginal.

2. Cambios hormonales

Los cambios hormonales que ocurren durante la menstruación, el embarazo y la menopausia pueden afectar el pH vaginal. Por ejemplo, durante la menstruación, el pH puede volverse más alcalino debido a la presencia de la sangre.

3. Higiene inadecuada

El uso excesivo de productos de higiene vaginal, como duchas vaginales o jabones fuertes, puede perturbar el equilibrio del pH. La vagina es autolimpiante y no necesita una limpieza excesiva.

4. Actividad sexual

Las relaciones sexuales pueden afectar temporalmente el pH vaginal debido a la introducción de nuevos microorganismos y cambios en las secreciones vaginales. Además, las relaciones sexuales sin protección hacen que sea más probable contraer una enfermedad de transmisión sexual que afecte a todo el aparato reproductor femenino.

Te puede interesar   La apnea del sueño puede intensificar el dolor articular en la menopausia

Cómo mantener un pH Vaginal Saludable

Ahora que comprendemos la importancia del pH vaginal, es crucial conocer cómo mantenerlo en un rango saludable. Aquí hay algunas estrategias para cuidar de tu salud vaginal:

1. Evitar duchas vaginales

Evita el uso de duchas vaginales y productos de higiene vaginal que puedan alterar el pH natural de la vagina. Lavar solo la parte exterior de la vulva con agua y un jabón suave es suficiente.

2. Usar ropa interior de algodón

Elige ropa interior de algodón en lugar de materiales sintéticos. El algodón permite una mejor circulación del aire y ayuda a mantener un ambiente vaginal saludable.

3. Practicar sexo seguro

El uso de preservativos puede ayudar a prevenir infecciones de transmisión sexual que puedan alterar el pH vaginal. Además, asegúrate de limpiarte bien después de las relaciones sexuales para reducir el riesgo de infecciones.

4. Limitar el uso de antibióticos

Si tu médico te receta antibióticos, asegúrate de seguir las indicaciones y considera tomar suplementos probióticos para ayudar a restablecer la flora vaginal beneficiosa.

5. Mantener un equilibrio hormonal

Si experimentas cambios hormonales significativos debido a la menopausia o embarazo, habla con tu médico sobre las opciones disponibles para mantener un pH vaginal saludable.

6. Dieta equilibrada

Una dieta rica en alimentos probióticos, como el yogur con cultivos vivos, puede ayudar a mantener un equilibrio saludable de la flora vaginal.

7. Geles Íntimos

Los geles íntimos están diseñados específicamente para la zona genital. Son una elección más segura y adecuada que los geles o jabones normales. Estos productos están formulados para mantener un equilibrio saludable del pH vaginal, puesto que contienen un pH similar al de la vagina.

Además, respetan la flora vaginal, previenen las irritaciones y las reacciones alérgicas, y proporcionan una limpieza suave y efectiva.

Actifemme cuenta con su propia gama de geles íntimos, ambos diferenciados por su uso e intención.

En caso de alteración del pH vaginal: Actifemme Gel Íntimo y Actifemme Gel Íntimo Alcalino

Para situaciones en las que se experimenta una alteración en el pH vaginal, productos como Actifemme Gel Íntimo y Actifemme Gel Íntimo Alcalino pueden ofrecer alivio y restauración del ambiente natural de la zona íntima.

La importancia del pH vaginal 2

Actifemme Gel Íntimo

Este producto está formulado para cuidar y mantener la zona íntima femenina, aportando componentes que ayudan a restablecer el pH natural. Es adecuado para uso diario y puede ser especialmente útil en momentos en los que el equilibrio del pH está comprometido.

 

actifemme-intimo-gel-alcalino-ph8Actifemme Gel Íntimo Alcalino

Este gel ha sido diseñado para situaciones donde un pH más alcalino es necesario para equilibrar el ambiente vaginal. Es útil, por ejemplo, cuando se ha diagnosticado una vaginosis bacteriana, donde el pH vaginal se vuelve más alcalino de lo normal.