Resveratrol vs trans-resveratrol: diferencias y beneficios para la salud 1

Resveratrol vs trans-resveratrol: diferencias y beneficios para la salud

Resveratrol vs trans-resveratrol: diferencias y beneficios para la salud

El resveratrol y el trans-resveratrol son dos compuestos naturales que han atraído la atención de los científicos y del público general debido a sus propiedades antioxidantes y sus posibles beneficios para la salud. Entre estos beneficios destacan sus propiedades antioxidantes, muy efectivas contra las molestias que las mujeres suelen sufrir durante la menopausia. 

Este artículo pretendemos aclarar la diferencia entre ambos compuestos, explorando su naturaleza, sus similitudes, sus diferencias y sus beneficios para la salud.

¿Qué es el resveratrol?

El resveratrol es un fenol natural, también conocido como fitoalexina. Se produce en diversas plantas como los cacahuetes, las uvas rojas y las bayas, en respuesta a ataques de patógenos o lesiones. 

Debido a sus características antioxidantes, antibacterianas, antifúngicas y antiinflamatorias, se utiliza fundamentalmente como complemento nutricional. Las dos formas geométricas del resveratrol, es decir, los componentes que lo forman, son el cis-resveratrol y el trans-resveratrol.

El resveratrol y sus beneficios para la salud

Se cree que el resveratrol puede tener un impacto positivo en algunos estados médicos, como las enfermedades del corazón.

De hecho, y como dato curioso, existe la teoría de la ‘Paradoja Francesa’, propuesta por S. Renaud en la década de 1990, que sugiere que los franceses tienen una menor incidencia de enfermedades del corazón, a pesar de sus dietas ricas en grasas, debido al consumo de vinos rojos ricos en resveratrol y otros polifenoles.

Sus beneficios en la salud cardiovascular y sus propiedades antioxidantes, lo convierten en un poderoso aliado frente a los síntomas de la menopausia.

¿Qué es exactamente el trans-resveratrol y en qué se diferencia del resveratrol?

Los complementos de trans-resveratrol pueden describirse como uno de los dos isómeros geométricos en el resveratrol, es decir, es parte de la estructura del resveratrol. Además, es su forma activa, la que tiene una biodisponibilidad más alta, lo que significa más efectividad y más potencia. 

Al trans-resveratrol se le asocia con varios beneficios para la salud, como la reducción de la artritis, el alzhéimer, la esclerosis múltiple, el Parkinson, la aterosclerosis, las cataratas y la degeneración macular.

Similitudes entre resveratrol y trans-resveratrol

El trans-resveratrol y el resveratrol son dos compuestos naturales producidos por ciertas plantas como las uvas rojas y los cacahuetes. Los suplementos dietéticos incluyen estos dos ingredientes. También actúan como antioxidantes y protegen el cuerpo contra el daño oxidativo. Además, pueden reducir los riesgos de salud asociados con enfermedades del corazón.

Resveratrol en los alimentos

El resveratrol está ampliamente disponible en fuentes alimentarias. Algunas de las principales fuentes son las uvas frescas, el vino tinto, el zumo de uva, los cacahuetes, los pistachos, el chocolate oscuro y las bayas. 

No obstante, debido a la poca biodisponibilidad del resveratrol, nuestro cuerpo es incapaz de aprovechar sus propiedades al máximo. Esta es la razón por la que existen complementos alimenticios en el mercado, para suplir esa carencia, especialmente para las personas que más podrían beneficiarse de él. 

Por ejemplo, algunas mujeres en edad de menopausia se podrían beneficiar enormemente de los beneficios del resveratrol, pero no sería suficiente comer uvas o beber vino para suplir esa carencia.

Beneficios para la salud del resveratrol

Con el creciente interés científico en el resveratrol, está surgiendo una larga lista de beneficios para la salud. Estos son algunos de ellos: 

1. Soporte para la salud cardiovascular

El resveratrol puede ayudar a dilatar los vasos sanguíneos. Esto se debe al papel del polifenol en el aumento de la producción de óxido nítrico, que provoca que los vasos sanguíneos se relajen. 

También hay evidencia de que puede reducir el colesterol LDL (el ‘colesterol malo’) y, por lo tanto, disminuir la probabilidad de que se formen coágulos en la sangre. En otras palabras, el resveratrol puede protegernos contra la acumulación de colesterol.

2. Lucha contra los efectos de los radicales libres del oxígeno

El estrés oxidativo ocurre debido a una disparidad entre los radicales libres y los antioxidantes en el cuerpo. Los radicales libres son moléculas que contienen oxígeno que pueden causar reacciones químicas en cadena. Este proceso se conoce como la oxidación. 

Con el tiempo, la oxidación puede causar daño al tejido graso, al ADN y a las proteínas, y puede contribuir a una serie de condiciones de salud. Es el proceso que, para las mujeres, comienza en la menopausia. 

Los antioxidantes estabilizan los radicales libres, lo que los hace menos reactivos. A su vez, el resveratrol proporciona una dosis potente de antioxidantes que ayuda a mantener a raya a los radicales libres de oxígeno. Esto puede reducir el daño causado por el estrés oxidativo.

3. Imita los efectos de la ingesta baja en calorías

Un estudio de 2012 sugirió que la acción del resveratrol imita una dieta restringida en calorías. Como parte de la investigación, los científicos dieron suplementos de resveratrol a un grupo de hombres en estado de obesidad. Se descubrió que el compuesto provocaba efectos metabólicos similares a los del ejercicio y la restricción calórica.

Actifemme RESD3 y resveratrol

Actifemme RESD3 es un complemento alimenticio que contiene resveratrol y que tiene un efecto antioxidante y cardioprotector, ayudando a combatir el envejecimiento celular y la oxidación. 

Está formulado especialmente para aliviar los síntomas asociados a la menopausia, porque disminuye la frecuencia e intensidad de los sofocos.

Conclusión: resveratrol y trans-resveratrol

En resumen, tanto el resveratrol como el trans-resveratrol son compuestos notables con un potencial significativo para la salud humana. A medida que la investigación continúa, es probable que descubramos aún más sobre estos fascinantes fitoquímicos y cómo pueden ser utilizados para mejorar nuestra salud y bienestar.


menopausia-stress-mujer-actifemme

Manejo del estrés durante la menopausia

Manejo del estrés durante la menopausia: Estrategias para aliviar los síntomas y mantener el bienestar emocional

menopausia-stress-mujer-actifemme

Introducción

La menopausia es una etapa de la vida de una mujer en la que se producen cambios hormonales significativos en el cuerpo. Durante esta etapa, los niveles de hormonas, como el estrógeno y la progesterona, disminuyen gradualmente, lo que tiene un impacto en el estado de ánimo y puede aumentar el nivel de estrés que se experimenta. Es importante comprender los síntomas comunes de estrés durante la menopausia y buscar formas de aliviarlos para mantener un bienestar emocional saludable.

Durante la menopausia, muchas mujeres experimentan cambios de humor, irritabilidad y depresión. Estos síntomas pueden ser atribuidos a los cambios hormonales que ocurren en el cuerpo durante esta etapa de la vida. Por ejemplo, la disminución de los niveles de estrógeno puede afectar la producción de serotonina, un neurotransmisor que regula el estado de ánimo, lo que puede llevar a cambios emocionales. Además, los cambios en los niveles de estrógeno también pueden afectar la respuesta al estrés, haciendo que las mujeres sean más propensas a experimentar síntomas de estrés durante la menopausia.

Síntomas de estrés durante la menopausia

Los síntomas de estrés durante la menopausia son una respuesta directa a los cambios hormonales que se producen en el cuerpo. Muchas mujeres experimentan cambios de humor, irritabilidad y depresión durante esta etapa de la vida. Además de estos síntomas, también pueden experimentar dificultades para dormir, fatiga y dificultades de concentración. Estos síntomas pueden ser incómodos y afectar la calidad de vida de una mujer.

Para aliviar el estrés durante la menopausia, se pueden utilizar estrategias naturales. Hacer ejercicio al aire libre y respirar aire fresco puede ayudar a reducir el estrés. El ejercicio físico libera endorfinas, que son hormonas que generan una sensación de bienestar y felicidad. Además, mantener una vida social activa y participar en actividades placenteras también puede mejorar el estado de ánimo y reducir el estrés. Estas actividades proporcionan distracción y momentos de disfrute, lo que ayuda a reducir los niveles de estrés.

Además, adoptar una actitud positiva hacia los cambios del cuerpo durante la menopausia puede ayudar a gestionar el estrés de manera más efectiva. Es importante recordar que la menopausia es una etapa natural de la vida de una mujer y que los cambios que se experimentan son normales. Aceptar y abrazar estos cambios puede ayudar a reducir el estrés y mejorar el bienestar emocional. Por ejemplo, muchas mujeres encuentran útil mantener un diario donde pueden expresar sus pensamientos y emociones sobre la menopausia, lo que les permite procesar y aceptar los cambios que están experimentando.

Estrategias naturales para aliviar el estrés

Existen diversas estrategias naturales que pueden ayudar a aliviar el estrés durante la menopausia. Hacer ejercicio al aire libre y respirar aire fresco son dos formas efectivas de reducir el estrés. Además de liberar endorfinas, el ejercicio al aire libre permite a las mujeres conectar con la naturaleza y disfrutar de un entorno tranquilo, lo que contribuye a reducir el estrés. Mantener una vida social activa y participar en actividades placenteras también puede mejorar el estado de ánimo y reducir el estrés. Por ejemplo, pasar tiempo con amigos y familiares, practicar hobbies o participar en grupos de apoyo puede proporcionar una sensación de conexión y bienestar emocional.

Además, adoptar una actitud positiva hacia los cambios del cuerpo durante la menopausia puede ayudar a gestionar el estrés de manera más efectiva. En lugar de enfocarse en los aspectos negativos de los cambios físicos, es importante reconocer y valorar la sabiduría y la experiencia que se adquiere durante esta etapa de la vida. Por ejemplo, muchas mujeres descubren nuevas pasiones y propósitos en la vida después de la menopausia, lo que les permite enfocarse en aspectos positivos y mantener una actitud optimista hacia el futuro.

Manejo de la irritabilidad durante la menopausia

La irritabilidad es otro síntoma común durante la menopausia y puede estar relacionada con los cambios hormonales que ocurren en el cuerpo. Además de los cambios hormonales, factores como el estrés, la falta de sueño y los desafíos emocionales pueden contribuir a la irritabilidad durante esta etapa. Para manejar la irritabilidad durante la menopausia, se pueden practicar técnicas de relajación como la respiración profunda y la meditación. Estas técnicas ayudan a reducir la activación del sistema nervioso simpático y promueven la relajación y la calma.

Tomarse tiempo para uno mismo y hacer actividades que se disfruten también puede proporcionar paz y bienestar emocional. Durante la menopausia, muchas mujeres se sienten abrumadas y pueden descuidar su cuidado personal. Sin embargo, es importante priorizar el autocuidado y dedicar tiempo a actividades que brinden alegría y satisfacción personal. Esto puede incluir cosas como leer un libro, disfrutar de un baño relajante o practicar una afición querida. Además, hablar abiertamente sobre la menopausia y buscar apoyo de amigos, familiares o grupos de apoyo puede ser beneficioso para manejar la irritabilidad. El apoyo social puede ayudar a las mujeres a sentirse comprendidas y validadas, lo que a su vez puede reducir la irritabilidad y mejorar el bienestar emocional.

Aliviar la ansiedad durante la menopausia

La ansiedad es otro síntoma común durante la menopausia y puede ser causada por los cambios hormonales y los desafíos emocionales asociados con esta etapa de la vida. Durante la menopausia, los niveles de estrógeno fluctúan y pueden afectar el equilibrio de neurotransmisores clave involucrados en la regulación de la ansiedad, como la serotonina y la dopamina. Para aliviar la ansiedad durante la menopausia, es recomendable evitar el consumo de sustancias estimulantes como la cafeína y el alcohol. Estas sustancias pueden aumentar los síntomas de ansiedad y empeorar el malestar emocional.

Además, adoptar hábitos de alimentación saludables y hacer ejercicio regularmente puede contribuir a aliviar la ansiedad durante la menopausia. Una dieta equilibrada que incluya alimentos ricos en nutrientes esenciales, como frutas, verduras, granos enteros y proteínas magras, puede ayudar a estabilizar el estado de ánimo y reducir los síntomas de ansiedad. El ejercicio físico regular, como caminar, nadar o practicar yoga, también puede ayudar a reducir la ansiedad al liberar endorfinas y promover la relajación. Además, consultar a profesionales sanitarios, como psicólogos especializados en trastornos de ansiedad, puede ser beneficioso para recibir apoyo adicional. Estos profesionales pueden proporcionar técnicas de manejo del estrés y estrategias cognitivo-conductuales específicas para aliviar la ansiedad durante la menopausia.

Terapia cognitivo-conductual para el manejo del estrés

La terapia cognitivo-conductual (TCC) es una opción eficaz para abordar los síntomas de estrés y ansiedad durante la menopausia. Esta forma de terapia se basa en la idea de que nuestros pensamientos y creencias influyen en nuestras emociones y comportamientos. Durante la TCC, se trabaja en identificar y cuestionar los pensamientos negativos o distorsionados que pueden contribuir al estrés y la ansiedad. Por ejemplo, muchas mujeres pueden tener pensamientos negativos sobre su capacidad para manejar los cambios asociados con la menopausia. La TCC puede ayudarles a desafiar estos pensamientos y desarrollar respuestas más adaptativas y realistas.

Además de desafiar los pensamientos negativos, la TCC también se centra en el desarrollo de estrategias de afrontamiento efectivas. Esto puede incluir técnicas de relajación, como la respiración profunda y la meditación, que ayudan a reducir la activación del sistema nervioso simpático y promueven la relajación. También puede incluir la identificación y el cambio de comportamientos des adaptativos, como evitar situaciones estresantes o recurrir a comportamientos poco saludables para hacer frente al estrés. La TCC también puede ayudar a las mujeres a establecer metas realistas y a desarrollar una rutina diaria que promueva el bienestar emocional y la satisfacción personal.

Menopausia y cambios hormonales

La menopausia es una etapa de la vida de una mujer en la que cesan permanentemente las menstruaciones debido a cambios hormonales. Durante la menopausia, los niveles de estrógeno y progesterona disminuyen gradualmente, lo que lleva al cese de la ovulación y la menstruación. Esta disminución hormonal puede tener un impacto en el estado de ánimo, el sueño, la libido y otros aspectos de la salud física y emocional.

En México, la menopausia ocurre en promedio entre los 47.3 y 49 años de edad, y las mujeres de 45 a 59 años representan aproximadamente el 13.45 % de la población femenina. La menopausia es una etapa natural de la vida de una mujer y es importante comprender que los síntomas asociados son parte de este proceso biológico. Durante la menopausia, es común experimentar cambios en el ciclo menstrual, sofocos, sudores nocturnos, sequedad vaginal y cambios en la libido. Estos síntomas pueden variar en intensidad y duración de una mujer a otra.

Trastornos de ansiedad durante la menopausia

Durante la transición a la menopausia, aumenta el riesgo de sufrir trastornos psiquiátricos, como depresión mayor y trastornos de ansiedad. La menopausia puede ser una etapa desafiante desde el punto de vista emocional, ya que los cambios hormonales pueden afectar la química cerebral y aumentar la vulnerabilidad a los trastornos de ansiedad. Las mujeres tienen más riesgo que los hombres de padecer trastornos de ansiedad, y la prevalencia es mayor en mujeres durante la menopausia. En particular, el trastorno de ansiedad generalizada y el trastorno de pánico son dos trastornos de ansiedad usuales durante la menopausia.

La transición a la menopausia puede ser un momento de cambios significativos en la vida de una mujer, como la jubilación, los hijos que se van de casa o el cuidado de los padres mayores. Estos cambios pueden generar estrés adicional y aumentar el riesgo de desarrollar trastornos de ansiedad. Además, los síntomas físicos asociados con la menopausia, como los sofocos y la falta de sueño, pueden contribuir a la ansiedad y afectar la calidad de vida. Es importante buscar apoyo y tratamiento adecuado si los síntomas de ansiedad persisten y afectan significativamente la calidad de vida.

Tratamiento de los trastornos de ansiedad durante la menopausia

El tratamiento de los trastornos de ansiedad durante la menopausia puede implicar una combinación de enfoques, que incluyen terapia de reemplazo hormonal, psicofármacos y acompañamiento psicoterapéutico. La terapia de reemplazo hormonal puede ayudar a estabilizar los niveles hormonales y aliviar los síntomas físicos y emocionales asociados con la menopausia. Sin embargo, es relevante tener en cuenta los riesgos y beneficios de la terapia de reemplazo hormonal y discutirlos con un médico antes de comenzar cualquier tratamiento.

La psicoterapia, como la terapia cognitivo-conductual, también es una opción efectiva para el tratamiento de los trastornos de ansiedad durante la menopausia. La terapia cognitivo-conductual se centra en identificar y cambiar los patrones de pensamiento y comportamiento mal adaptativos que contribuyen a la ansiedad. A través de la terapia cognitivo-conductual, las mujeres pueden aprender estrategias para manejar el estrés, enfrentar los desencadenantes de la ansiedad y desarrollar habilidades de afrontamiento saludables. Además de la terapia cognitivo-conductual, los antidepresivos también pueden ser recomendados para el tratamiento de los trastornos de ansiedad durante la menopausia. Es importante buscar tratamiento profesional si los síntomas de ansiedad persisten y afectan la calidad de vida.

Consejos adicionales para el manejo del estrés durante la menopausia

Además de las estrategias y técnicas mencionadas anteriormente, existen otros consejos que pueden ser útiles para el manejo del estrés durante la menopausia. Establecer hábitos saludables de sueño y crear un ambiente propicio para dormir, mejora el manejo del estrés durante la menopausia. Mantener una rutina regular de sueño, evitar la exposición a la luz azul de dispositivos electrónicos antes de acostarse y generar un ambiente tranquilo y relajante en el dormitorio pueden ayudar a conciliar el sueño y mejorar la calidad del descanso. Además, practicar técnicas de relajación como la respiración abdominal y la meditación puede ayudar a calmar los síntomas de estrés y promover la relajación. Estas técnicas pueden realizarse en cualquier momento del día y proporcionan un alivio inmediato del estrés.

Mantener una actitud positiva hacia la menopausia y hablar abiertamente sobre ella también es importante para un mejor manejo del estrés. La menopausia es una etapa natural de la vida de una mujer y es relevante reconocer que los cambios que se experimentan son normales. Al hablar abiertamente sobre la menopausia y compartir experiencias con otras mujeres, se puede obtener apoyo y comprensión, lo que contribuye a un mejor manejo del estrés. Además, buscar información confiable y basada en evidencia sobre la menopausia puede ayudar a disipar los mitos y comprender mejor los cambios que se están experimentando.

Conclusiones

En conclusión, la menopausia es una etapa de la vida de una mujer en la que se producen cambios hormonales que pueden afectar el estado de ánimo y aumentar el estrés. Sin embargo, existen estrategias naturales y terapias eficaces, como la terapia cognitivo-conductual, que pueden ayudar a aliviar los síntomas de estrés y ansiedad durante esta etapa. Es importante buscar apoyo profesional y adoptar hábitos saludables para mantener un bienestar emocional saludable durante la menopausia. La menopausia es una etapa natural de la vida de una mujer y, si bien puede presentar desafíos, también puede ser una oportunidad para crecer y florecer. Con el cuidado adecuado y el apoyo adecuado, las mujeres pueden atravesar la menopausia con confianza y bienestar emocional.


Síndrome Genitourinario de la Menopausia: Un Análisis Profundo 2

Síndrome Genitourinario de la Menopausia: Un Análisis Profundo

Síndrome Genitourinario de la Menopausia: Causas, Síntomas y Tratamientos

Síndrome Genitourinario de la Menopausia (SGM)

Es un conjunto de cambios anatómicos y funcionales que ocurren en los órganos genitales y urinarios de la mujer durante la transición a la menopausia y la posmenopausia. Estos cambios son principalmente consecuencia de la disminución de los niveles de estrógeno y el proceso de envejecimiento, y pueden afectar significativamente la calidad de vida de la mujer.

Marco Conceptual del SGM

¿Qué es el Síndrome Genitourinario de la Menopausia?

El SGM es un término inclusivo que describe los múltiples cambios que ocurren en los genitales externos, los tejidos del suelo pélvico, la vejiga, la uretra de la mujer y las secuelas sexuales por la pérdida de la función sexual y la libido causadas por el hipoestrogenismo durante la transición a la menopausia y la posmenopausia.

Fisiopatología y Cambios Anatómicos

Los receptores estrogénicos están presentes en la vagina, el vestíbulo vulvar, la uretra y el trígono de la vejiga y en las neuronas sensoriales autonómicas de la vagina y la vulva. La pérdida de estrógeno provoca cambios anatómicos y funcionales, dando lugar a síntomas físicos en todos los tejidos genitourinarios.

Síntomas del SGM

Los principales síntomas asociados a este síndrome son:

  1. Atrofia vaginal
  2. Disminución de la lubricación
  3. Molestias vaginales
  4. Dispareunia (dolor durante las relaciones sexuales)
  5. Infecciones urinarias recurrentes

Tratamiento del SGM

Cremas de Estrógenos

La aplicación vaginal y vulvar de cremas que contienen una pequeña cantidad de estrógenos es uno de los principales tratamientos para el SGM. Estas cremas actúan a nivel local y no tienen efectos secundarios significativos.

Láser Vaginal

El láser vaginal es una opción terapéutica no hormonal que ha demostrado ser efectiva, sencilla, bien tolerada y sin efectos adversos para el tratamiento del SGM.

Ospemifeno

El Ospemifeno es un fármaco que actúa activando los receptores de estrógenos a nivel genital. No produce la activación de estrógenos en otros lugares como la mama, por lo que su uso es válido también para mujeres que no pueden usar terapia hormonal.

Impacto del SGM en la Calidad de Vida de la Mujer

El SGM tiene un gran impacto en la salud sexual y la calidad de vida de las mujeres. Los síntomas pueden variar en intensidad y gravedad, y algunas mujeres pueden ser asintomáticas. Sin embargo, incluso los síntomas leves pueden afectar la calidad de vida de una mujer y su funcionamiento diario.

Importancia de un Diagnóstico y Tratamiento Adecuado

Es importante que las mujeres con síntomas de SGM busquen ayuda médica y reciban un diagnóstico y tratamiento adecuados. Muchas veces, los síntomas del SGM se descartan como parte del envejecimiento normal y no se tratan adecuadamente.

El Rol del Profesional de la Salud en el Manejo del SGM

El profesional de la salud tiene un papel fundamental en el manejo del SGM. Es importante que los profesionales de la salud estén capacitados para identificar los síntomas del SGM y proporcionar un tratamiento adecuado.

Educación y Conciencia sobre el SGM

Es fundamental aumentar la conciencia y la educación sobre el SGM entre las mujeres y los profesionales de la salud. Muchas mujeres no están conscientes de que los síntomas que están experimentando se deben al SGM y que hay tratamientos disponibles.

Estrategias de Manejo y Tratamiento del SGM

El objetivo de manejar y tratar el SGM es aliviar los síntomas y mejorar la calidad de vida de la mujer. Esto puede implicar una combinación de cambios en el estilo de vida, medicación, terapias no hormonales como el láser vaginal y, en algunos casos, terapias hormonales.

Consideraciones Finales

El SGM es una condición común que afecta a muchas mujeres durante la transición a la menopausia y la posmenopausia. Aunque puede ser una experiencia desafiante, hay tratamientos efectivos disponibles que pueden ayudar a manejar los síntomas y mejorar la calidad de vida. Es fundamental que las mujeres y los profesionales de la salud estén informados sobre el SGM y sus opciones de tratamiento para garantizar que las mujeres reciban la atención que necesitan.


apnea-del-sueño-menopausia-dolor-articular-actifemme

La apnea del sueño puede intensificar el dolor articular en la menopausia

Las mujeres con apnea del sueño tienen más dolor articular en la menopausia

La apnea del sueño es un trastorno común que afecta a millones de personas en todo el mundo. Se caracteriza por la interrupción de la respiración durante el sueño, que puede desembocar en la pérdida de sueño y en fatiga diurna. La menopausia, por otro lado, es una etapa natural en la vida de una mujer en la que cesan sus periodos menstruales y su capacidad para concebir. A medida que las mujeres atraviesan la menopausia, experimentan una serie de cambios hormonales que pueden afectar su salud y bienestar en general, incluida su calidad de sueño.

En este artículo, exploraremos la conexión entre la apnea del sueño y la salud articular en las mujeres menopáusicas, y cómo la menopausia puede exacerbar los síntomas de la apnea del sueño. También discutiremos estrategias para manejar la apnea del sueño durante la menopausia, mejorar la salud articular a través de cambios en el estilo de vida, y la importancia de buscar asesoramiento médico para la apnea del sueño y la salud articular. 

apnea-del-sueño-menopausia-dolor-articular-actifemme

Entendiendo la conexión entre la apnea del sueño y la salud articular 

La apnea del sueño no solo afecta la calidad del sueño, sino que también puede tener un impacto negativo en la salud de las articulaciones. La falta de oxígeno durante el sueño puede causar inflamación en todo el cuerpo, por lo que podríamos sentir dolor e inflamación en las articulaciones durante el resto del día. La fatiga y la somnolencia diurna que está asociada con la apnea del sueño pueden dificultar la realización de actividades físicas, lo que puede conducir a un estilo de vida más sedentario y, en última instancia, a un mayor riesgo de problemas articulares.

La conexión entre la apnea del sueño y las articulaciones en las mujeres menopáusicas es especialmente preocupante, ya que las mujeres en esta etapa de la vida a menudo experimentan una disminución en la producción de estrógeno, lo que puede contribuir a una mayor inflamación y dolor en las articulaciones. Además, la menopausia también se asocia con una disminución en la densidad ósea, que aumenta el riesgo de desarrollar osteoporosis y otros problemas óseos y articulares.

Cómo la menopausia puede exacerbar los síntomas de la apnea del sueño

La menopausia puede exacerbar los síntomas de la apnea del sueño de varias maneras. Primero, a disminución en los niveles de estrógeno y progesterona durante la menopausia puede contribuir a un mayor riesgo de desarrollar apnea del sueño. Esto se debe a que estas hormonas ayudan a regular la respiración y a mantener las vías respiratorias abiertas mientras dormimos. Cuando los niveles de estas hormonas disminuyen, las vías respiratorias pueden colapsar con más facilidad, y esto es lo que provoca la apnea del sueño.

Además, el aumento de peso que a menudo acompaña a la menopausia también puede agravar los síntomas de la apnea del sueño. La excesiva cantidad de peso, especialmente alrededor del cuello y la garganta, puede afectar negativamente las vías respiratorias y dificultar la respiración durante el sueño. Esto puede aumentar la frecuencia e intensidad de los episodios de apnea.

Por último, los sofocos y los sudores nocturnos asociados con la menopausia pueden interrumpir el sueño y agravar aún más los síntomas. Estos síntomas pueden hacer que sea más difícil conciliar el sueño y mantenerse dormido durante la noche, lo que puede empeorar la fatiga y la somnolencia diurna asociadas con la apnea del sueño.

Estrategias para el manejo de la apnea del sueño durante la menopausia

Las mujeres menopáusicas pueden emplear varias estrategias para manejar la apnea del sueño y mejorar su calidad de sueño. Estas incluyen:

  • Cambios en el estilo de vida: Adoptar hábitos saludables, como mantener un peso adecuado, hacer ejercicio regularmente, evitar el consumo excesivo de alcohol y no fumar. Estos hábitos reducirán significativamente los síntomas de la apnea del sueño y mejorarán la calidad del sueño.
  • Uso de dispositivos de terapia de presión positiva continua en las vías respiratorias (CPAP): El tratamiento con CPAP implica el uso de una máquina que proporciona aire a través de una mascarilla para mantener abiertas las vías respiratorias durante el sueño.
  • Terapia hormonal: En algunos casos, la terapia hormonal puede ser útil para aliviar los síntomas de la apnea del sueño en mujeres menopáusicas. Esto se debe al aumento de los estrógenos progesterona, que ayudan a mantener las vías respiratorias abiertas durante el sueño y a reducir la inflamación en todo el cuerpo.
  • Cambios en la posición para dormir: Dormir de lado en lugar de bocarriba puede reducir la frecuencia y la intensidad de los episodios de apnea del sueño.
  • Cirugía: En casos graves de apnea del sueño, la cirugía puede ser una opción para corregir las anomalías estructurales en las vías respiratorias.
  • Es importante que las mujeres menopáusicas con apnea del sueño trabajen con su médico para determinar la mejor estrategia de tratamiento para su situación individual.

Mejorando la salud articular a través de cambios en el estilo de vida

Además de abordar la apnea del sueño, las mujeres menopáusicas también pueden tomar medidas para mejorar su salud articular. Estas incluyen:

  • Hacer ejercicio regularmente: El ejercicio regular puede ayudar a mantener la salud de las articulaciones y reducir el riesgo de problemas articulares. Los ejercicios de bajo impacto, como caminar, nadar o hacer yoga, pueden ser especialmente beneficiosos para las mujeres menopáusicas con apnea del sueño.
  • Mantener un peso saludable: El exceso de peso puede ejercer presión sobre las articulaciones y aumentar el riesgo de problemas articulares. Mantener un peso saludable puede ayudar a reducir este riesgo.
  • Consumir una dieta saludable: Una dieta rica en frutas, verduras, granos integrales y proteínas magras puede proteger nuestra salud articular y reducir la inflamación en todo el cuerpo.
  • Suplementos: Algunos suplementos, como el calcio y la vitamina D, pueden ser útiles para mantener la salud de los huesos y reducir el riesgo de problemas articulares.

La importancia de buscar asesoramiento médico

Es fundamental que las mujeres menopáusicas con apnea del sueño busquen atención médica para su trastorno del sueño. La apnea del sueño puede tener un impacto significativo en la salud general, incluida la salud articular, y es importante abordarla de manera efectiva para reducir el riesgo de complicaciones a largo plazo.

Además, trabajar con un médico puede ayudar a las mujeres que atraviesan la menopausia a determinar la mejor estrategia de tratamiento para su situación individual y garantizar que cualquier tratamiento que reciban sea seguro y efectivo.

Es importante que las mujeres menopáusicas presten atención a su salud en general durante esta etapa de la vida. Esto puede incluir hacerse pruebas de detección regular para problemas de salud comunes, como la osteoporosis y el cáncer de mama, y trabajar para mantener un estilo de vida saludable que incluya ejercicio regular, una dieta saludable y evitar los hábitos perjudiciales como el tabaquismo y el consumo excesivo de alcohol.

Al cuidar su salud en general, las mujeres menopáusicas pueden reducir el riesgo de complicaciones de la apnea del sueño y mejorar su calidad de vida.


osteoporosis-dolor-menopausia-mujer

3 consejos para prevenir la osteoporosis durante la menopausia

3 consejos para prevenir la osteoporosis durante la menopausia

Es bien sabido que la menopausia es una época de grandes cambios dentro del organismo femenino. Más allá de los sofocos, los problemas al dormir o los cambios de ánimo repentinos, también puede desencadenar diferentes problemas de salud. Por ejemplo, osteoporosis.

A medida que vamos entrando en años, la densidad ósea disminuye como parte de un proceso normal y paulatino. No obstante, en los casos donde estos niveles bajan de manera abrupta es cuando se presenta la osteoporosis, aumentando el riesgo de fisuras en los huesos o incluso fracturas.

Causas de la osteoporosis

Cuando la mujer cumple 30 años, la densidad ósea empieza a disminuir paulatinamente como un proceso natural del organismo. Esto, aunado a los niveles bajos de vitamina D y calcio (muchas veces por mala alimentación, el consumo de alcohol y el tabaco, entre otros factores) puede dar paso a la osteoporosis.

La menopausia trae consigo un descenso de los niveles de estrógenos. A su vez, hace que el riesgo a la osteoporosis sea mucho mayor. Pero tranquila, hay algunas alternativas y consejos que puedes seguir para mejorar la situación.

osteoporosis-menopausia-mujer-actifemme

3 consejos para prevenir la osteoporosis

Aquí te dejamos tres sencillos pero potentes consejos para reducir los riesgos de padecer osteoporosis en la menopausia.

Consumir alimentos ricos en calcio

Por supuesto, todos sabemos que el calcio es el mineral esencial para los huesos y los dientes, permitiéndoles mantenerse firmes y saludables.

La recomendación de este mineral es de 1 gramo al día para personas adultas, pero por el mismo ritmo de vida actual, esto poco se cumple. Durante la etapa de la menopausia, las mujeres deben de prestar mayor atención en incluir alimentos que sean ricos en calcio en su dieta diaria, tales como:

  • Lácteos.
  • Frutos secos, especialmente nueces.
  • Vegetales verdes como espinacas, brócoli, lechuga, coles de Bruselas, entre otros.
  • Legumbres.

Lo ideal es que estos alimentos sean distribuidos a lo largo del día y no en una sola ingesta.

Otra recomendación, respecto a la dieta, es evitar el consumo en exceso de fosfato. Este componente está presente en los quesos procesados y embutidos como salchichas y ahumados, ya que puede intervenir en la absorción del calcio.

El agua mineral contiene 150 miligramos más de calcio por litro que la de grifo, por lo que también resulta recomendada.

Complementos de vitamina D

Muchos de los minerales que el organismo necesita para su adecuado funcionamiento los adquiere mediante la alimentación. No obstante, hay algunos casos donde es necesario una complementación, como ocurre con la vitamina D.

Esta, además de intervenir en la absorción del calcio a partir del intestino, también influye en los huesos. De ahí que tenga un papel protagonista en la lucha contra la osteoporosis.

Para consumir suplementos alimenticios, siempre será necesario consultar con el especialista. Él será el indicado para determinar la dosis diaria que se necesita, así como el protocolo de consumo. Otra buena fuente de vitamina D es la luz solar.

Realizar mayor actividad física

Aunque no es un tema del que se hable mucho, practicar ejercicio de manera constante es fundamental para que el calcio se fije en los huesos. Esto trae consigo que enfermedades como la osteoporosis no se hagan presente.

Nuestros huesos van respondiendo a medida que se van presentando desafíos. Si no se les exige y vivimos en un estado de sedentarismo, se van haciendo mucho más débiles. Con ayuda del ejercicio y entrenamientos adecuados, poco a poco los huesos van ganando mayor estabilidad.

Entre los entrenamientos más adecuados se encuentran aquellos de potencia y presión, como las gomas, alzamiento de pesas y máquinas.


niebla-mental-actifemme-menopausia

7 consejos para combatir los lapsos y la niebla mental en la menopausia

7 consejos para combatir los lapsos y la niebla mental en la menopausia

El pensamiento confuso o la niebla mental son síntomas comunes en las mujeres, sobre todo de manera previa a la etapa de la menopausia. No obstante, muchas veces no se atribuye esta pérdida de memoria o falta de atención a este periodo fisiológico en la vida de las mujeres.

La falta de estrógenos no solo causa sofocos, depresión y cambios de humor. Además, puede afectar de manera negativa la función cognitiva, que conlleva a la niebla mental. Genera dificultad para recordar nombres, palabras o números, así como para extraviar objetos y elementos de uso de la vida diaria.

¿Qué causa la niebla mental?

Esta leve pérdida de memoria se genera por el aumento y la disminución de los niveles hormonales en la mujer. Sobre todo, por la disminución del estrógeno. De hecho, algunos síntomas de la menopausia, como los trastornos del sueño, los sofocos y los cambios de humor, inciden en gran medida en que la memoria se vea afectada.

Es normal que a muchas mujeres les preocupe que estos problemas de memoria se conviertan más tarde en la enfermedad de Alzheimer o en una demencia. No obstante, estos problemas generalmente mejoran con el tiempo y no se convierten en un problema cognitivo mayor. 

menopausia-niebla-mental-mujer-hormonas-actifemme-resd3-sofocos

Recomendaciones importantes para combatir la pérdida de memoria o la niebla mental

La terapia hormonal durante la menopausia (THM) es clave para tratar los síntomas de la menopausia. Y precisamente este tipo de tratamientos mejoran los problemas de confusión mental y de memoria. 

En este sentido, se recomienda el tratamiento con terapia de estrógenos en caso de una menopausia precoz o si le han extirpado los ovarios, lo que provoca una menopausia quirúrgica

A continuación, te mencionamos algunos consejos importantes para evitar la niebla mental en la menopausia:

  • Evitar los molestos sofocos que causan una leve pérdida de la memoria verbal. Para eso, es importante evitar el calor, la cafeína, las comidas picantes, el estrés, el tabaquismo y la ropa muy ajustada.
  • Entrenar tu cuerpo y hacer ejercicio es clave para una buena salud mental y mejorar la función cerebral. La actividad física aumenta y mejora la reparación de las células cerebrales y promueve el crecimiento de otras nuevas.
  • Mejora la calidad del sueño a través de un buen descanso, ya que se reduce la confusión mental. Es aconsejable mantener una constancia en las horas de acostarse y despertarse. Además, es fundamental que la habitación esté libre de distracciones y sea oscura, tranquila y cómoda.
  • Realizar una dieta saludable que permita combatir algunos de los síntomas de la menopausia. Se recomienda el consumo de ácidos grasos omega-3, como el pescado graso, la dieta vegetal, las nueces, así como las semillas de lino y chía.
  • Prueba con el ginkgo biloba. Esta está considerada como una planta medicinal ideal para las funciones cerebrales.
  • Haz ejercicios con los nombres a través de la repetición continua en voz alta. También puedes buscar características alusivas a esa persona para recordar el nombre con mayor facilidad.
  • Reducir los niveles de estrés es un factor clave para evitar la pérdida de memoria. Algunas situaciones complejas durante el periodo menopáusico pueden afectar las funciones cognitivas de gran manera. Por eso, es recomendable practicar la meditación o el yoga para mejorar los problemas de ansiedad y preocupación.

En definitiva, para combatir la niebla mental es importante proteger el cerebro. De este modo, es recomendable hacerse evaluaciones médicas regulares, controlar el peso y mantener una alimentación saludable. También hay que desafiar el cerebro con el aprendizaje de nuevas habilidades que mejoren la salud mental y cognitiva.

 

Si lo que quieres es mejorar la calidad de vida y reducir los sofocos de la menopausia, la opción es Actifemme RESD3.

Reduce el número de sofocos en más del 60 % y la intensidad de grave a leve en casi el 79 % de los casos. 

 

Actifemme RESD3 - ¡Combate el envejecimiento celular!
Actifemme RESD3 es un complemento alimenticio en forma de comprimidos bucodispersables, con efecto antioxidante y cardioprotector que ayuda a combatir el envejecimiento celular.

resveratrol-menopausia-mejora-salud-actifemme-resd3

Resveratrol: Un poderoso aliado para la salud de la mujer en la menopausia | Actifemme RESD3

Resveratrol: Un poderoso aliado para la salud de la mujer en la menopausia

El resveratrol es un componente poderoso que puede ser un aliado valioso para las mujeres durante la menopausia. Este antioxidante natural tiene propiedades que pueden mejorar la calidad de vida y el bienestar en esta etapa crucial de la vida de una mujer. En este artículo, exploraremos los beneficios del resveratrol para la salud de la mujer en la menopausia.

Síntomas comunes de la menopausia

La menopausia es un proceso natural que todas las mujeres experimentan. Suele ocurrir entre los 45 y 55 años y, aunque varía de una mujer a otra, sus síntomas pueden ser incómodos y, en algunos casos, debilitantes. Los síntomas más comunes de la menopausia incluyen:

  • Irregularidades en el ciclo menstrual
  • Sofocos
  • Problemas para dormir
  • Cambios de humor
  • Sequedad vaginal
  • Pérdida de libido
  • Problemas de memoria y concentración
  • Aumento de peso y cambios en el metabolismo

¿Qué es el resveratrol y para qué sirve?

El resveratrol es un polifenol que se encuentra en varias plantas y alimentos, como las uvas rojas, las moras y los cacahuetes. Este compuesto tiene varias propiedades beneficiosas para la salud.

El resveratrol es conocido por su capacidad para prevenir enfermedades cardiovasculares, regular la descomposición de las grasas y funcionar como un poderoso antioxidante. Además, se ha demostrado que el resveratrol tiene efectos neuroprotectores y cardioprotectores, lo que lo convierte en un aliado valioso para las mujeres en la menopausia.

Estudios sobre el resveratrol y la menopausia

Varios estudios han demostrado los beneficios del resveratrol para la salud de las mujeres en la menopausia.

Ensayo clínico RESHAW

El ensayo clínico RESHAW, financiado por el NHMRC de Australia, investigó los efectos del resveratrol en las mujeres menopáusicas. Los investigadores encontraron que el resveratrol no solo reduce el dolor, sino que también disminuye los sofocos y los sudores nocturnos. Además, tuvo impactos favorables al reducir otros síntomas como el malestar articular, muscular y cardíaco.

Otros estudios

Además del ensayo RESHAW, hay más de 170 estudios clínicos que han investigado el uso de resveratrol en seres humanos. Estos estudios han resaltado el potencial del resveratrol como antioxidante y su gran capacidad fitoestrogénica, que le permite comportarse de manera similar a las hormonas y activar los receptores estrogénicos beta.

Actifemme RESD3 y el resveratrol

Actifemme RESD3 es una fórmula precisa que utiliza resveratrol para tratar los sofocos menopáusicos. Este producto combina los beneficios del resveratrol con otros ingredientes naturales para proporcionar un alivio completo y efectivo de los síntomas de la menopausia.

Los beneficios del resveratrol de Actifemme RESD3 en la menopausia

El resveratrol es un polifenol antioxidante natural que presenta propiedades antioxidantes y antiinflamatorias, y tiene efectos neuro y cardioprotectores. Esto lo convierte en un potente aliado para las mujeres menopáusicas y postmenopáusicas o para aquellas que están cerca de llegar a ese período fisiológico (Las mujeres pre menopáusicas).

RESD3 Resveratrol: Protege el cerebro (Efecto neuroprotector)

Gracias a sus propiedades antiinflamatorias, reduce los riesgos de padecer neuroinflamación. Eso, a su vez, previene la peligrosa progresión de enfermedades como Alzheimer, esclerosis múltiple y demencia. Además, potencia el rendimiento a nivel cognitivo en pruebas individuales de cognición.

También mejora el rendimiento mental, sobre todo en lo relacionado con las percepciones del dolor y los estados de ánimo. Incluso, optimiza las funciones arteriales del cerebro, aumentando la circulación, para nutrir las neuronas y mejorar su funcionamiento.

RESD3 Resveratrol: Reduce el daño en las células

Al ser un polifenol, protege el cuerpo humano del daño en las células que producen radicales libres. Esos radicales se forman naturalmente cuando el cuerpo descompone alimentos, está expuesto a radiación o respira humo de cigarrillos.

El problema es que estos atacan las células y son inestables. Por esa razón, son considerados responsables de ciertas enfermedades asociadas a la edad.

RESD3 Resveratrol: Efecto cardioprotector

Otro de los beneficios que produce el resveratrol se relaciona con el papel que cumple en la prevención de enfermedades cardiovasculares. Por sus efectos protectores, actúa en contra del daño presente en vasos sanguíneos. Aparte de ello, evita que se formen coágulos en la sangre y disminuye el nivel del colesterol.

Otras ventajas del resveratrol de Actifemme RESD3 en la menopausia

El resveratrol también tiene efectos beneficiosos sobre los huesos. Reduce el riesgo de sufrir fracturas óseas porque estimula las células madre para la formación de osteoblastos.

Además, influye positivamente en la cantidad existente de minerales en el fémur y la columna lumbar. Hay estudios que demuestran que puede disminuir hasta un 18 % los dolores crónicos de la osteoartritis.

Por otro lado,  retrasa el envejecimiento de la piel y mantiene su estabilidad, debido a la reducción del estrés oxidativo celular.

¿Qué estudios respaldan las propiedades beneficiosas del resveratrol  en la menopausia?

Los estudios realizados con resveratrol, demuestran las ventajas que ofrece, especialmente durante la menopausia.

RESHAW

El ensayo clínico RESHAW, financiado por el NHMRC de Australia, comprobó los beneficios de los tratamientos utilizando resveratrol. Este contó con la participación de Rachel Wong y Peter Howe, una doctora y un profesor emérito.

En él, participaron 125 mujeres menopáusicas que ingirieron 75 mg de resveratrol (2 veces diarias, durante 2 años). Los investigadores descubrieron que este no solo redujo el dolor, sino que también disminuyó los sofocos y sudores nocturnos.

De hecho, tuvo impactos favorables al reducir otros síntomas como el malestar articular, muscular y cardíaco.

Otros estudios

La cantidad de estudios clínicos con el uso de resveratrol en seres humanos supera los 170. En estos se ha resaltado el potencial que tiene como antioxidante y su gran capacidad fitoestrogénica. Eso quiere decir que su comportamiento es similar al de las hormonas, ya que activa los receptores estrogénicos beta.

También trabaja como activador natural de SIRT1 (una proteína reguladora de la información de silenciamiento genético). Debido a todos esos motivos, su ingesta regular se recomienda en mujeres menopáusicas.

¿Cómo utilizar el resveratrol de Actifemme RESD3 con el objetivo de mejorar el bienestar de forma notable en la menopausia y reducir los sofocos?

Actualmente, existen diferentes productos que contienen resveratrol, pero la principal problemática es que su eficacia, cuando se administra vía oral, depende de su absorción. Se sabe que el resveratrol se metaboliza rápidamente y debido a que tiene una baja solubilidad en agua, tiene una baja tasa de absorción. Por ello, en muchos casos no vemos resultados notables, ni una mejora en la salud general en la mujer menopáusica.

En Actifemme detectamos la necesidad de mejora de estabilidad química del resveratrol, por ello desarrollamos ACTIFEMME RESD3, el complemento alimenticio más avanzado con Resveratrol y Vitamina D3 que gracias a la tecnología NANOTABLET la absorción es inmediata y consigue reducir los sofocos menopáusicos de forma eficaz, llegando a reducir el número de sofocos en más del 60 % y la intensidad de grave a leve en casi el 79 % de los casos. 

¿Se consigue el mismo efecto ingiriendo resveratrol a través de la alimentación que con Actifemme RESD3?

No. 

Hay alimentos que contienen cantidades pequeñas de resveratrol de forma natural, y aunque consumirlos puede ejercer una influencia positiva en el organismo, hay que aclarar que sus resultados no serán tan notorios ni inmediatos.

Algunos de los alimentos que contienen resveratrol son:

  • Arándanos
  • Cacao puro
  • Frambuesas
  • Vino tinto (El alcohol puede generar daño hepático)
  • Uvas rojas (sobre todo la piel)
  • Cacahuates

Si lo que quieres es mejorar la calidad de vida y reducir los sofocos de la menopausia, la opción es Actifemme RESD3.
Reduce el número de sofocos en más del 60 % y la intensidad de grave a leve en casi el 79 % de los casos. 

Actifemme RESD3 - ¡Combate el envejecimiento celular!
Actifemme RESD3 es un complemento alimenticio en forma de comprimidos bucodispersables, con efecto antioxidante y cardioprotector que ayuda a combatir el envejecimiento celular.

6. Conclusión

El resveratrol puede ser un aliado valioso para las mujeres durante la menopausia. Este poderoso antioxidante ofrece varios beneficios para la salud, incluyendo la protección del cerebro, la reducción del daño celular, y el efecto cardioprotector. Con la ayuda de Actifemme RESD3, las mujeres pueden aprovechar los beneficios del resveratrol para mejorar su calidad de vida y bienestar durante la menopausia.

 

Más sobre la menopausia:

¿Cuáles son los principales síntomas de la menopausia?

Los principales síntomas de la menopausia incluyen:

  1. Irregularidades en el ciclo menstrual: A medida que se acerca la menopausia, los períodos pueden volverse más irregulares y cambiar en términos de flujo y duración.
  2. Sofocos: Son sensaciones repentinas de calor intenso que pueden provocar sudoración y enrojecimiento de la piel.
  3. Problemas para dormir: Muchas mujeres experimentan insomnio o trastornos del sueño.
  4. Cambios de humor: Pueden incluir irritabilidad, depresión y ansiedad.
  5. Sequedad vaginal: Esto puede llevar a molestias durante el acto sexual.
  6. Pérdida de libido: Algunas mujeres pueden experimentar una disminución del deseo sexual.
  7. Problemas de memoria y concentración.
  8. Aumento de peso y cambios en el metabolismo.

Es importante recordar que los síntomas varían de una mujer a otra.

¿Cuánto dura la menopausia?

La menopausia es un proceso natural que generalmente ocurre en las mujeres entre los 45 y 55 años, aunque puede variar de una mujer a otra. La duración también puede variar significativamente. Algunas mujeres pueden experimentar síntomas de la perimenopausia (la etapa antes de la menopausia) durante unos pocos años, mientras que otras pueden experimentarlos durante una década o más. Una vez que una mujer ha estado sin su período durante 12 meses consecutivos, se considera que ha alcanzado la menopausia. Después de esto, la postmenopausia (la etapa después de la menopausia) puede durar el resto de su vida.


dieta-antiestrogenica-hormonas

Regulación hormonal a través de la dieta antiestrogénica

Dieta antiestrogénica, puede ayudar a regular las hormonas

dieta-antiestrogenica-actifemme

El sistema hormonal es una continua revolución. Sobre todo, en la menopausia se producen cambios significativos que generan una reducción de estrógenos. De este modo, la alimentación juega un papel clave en la regulación hormonal.

Las hormonas sexuales son fundamentales en la vida del hombre y la mujer. No obstante, con el paso del tiempo los cambios hormonales se agudizan, sobre todo en las mujeres. Por eso, es importante implementar una buena dieta antiestrogénica que reduzca los niveles de estrógenos. Así se mejora la salud hormonal de manera natural.

¿Cómo influyen los estrógenos en el cuerpo de la mujer?

Los estrógenos cumplen un papel positivo en la mujer. Influyen en la buena salud de los huesos, el cerebro, el corazón, el hígado, la vagina y otros tejidos. Por eso, depende de sus niveles equilibrar el estado de ánimo, el peso, la líbido, la insulina y el envejecimiento.

De hecho, el exceso de estrógenos causa síndrome premenstrual, ovarios poliquísticos, depresión, endometriosis o miomas. Igualmente, con el paso del tiempo aumenta el riesgo de cáncer de útero y de mama en la mujer.

Por eso, es fundamental regular no solo la producción de estrógenos, sino también la función que cumple su concentración en los tejidos y la calidad de su acción en las células. 

Además, es preciso evaluar la eficiencia en su eliminación del organismo. También es pertinente analizar cómo los estrógenos ambientales marcan la salud de la mujer y generan riesgo de padecer ciertas disfunciones.

¿Cuándo es importante aplicar una dieta antiestrogénica?

Implementar una alimentación más antiestrogénica es crucial en situaciones que se produzca desequilibrio hormonal. Por ejemplo, cáncer de mama, miomas, endometriosis, síndrome premenstrual, migrañas, ovarios poliquísticos o en condiciones de obesidad.

Esto se traduce en que hay que consumir más alimentos que regulen la aromatasa. Esta es una enzima que se concentra en los tejidos que necesitan estrógenos. 

De este modo, existen alimentos beneficiosos que integran inhibidores naturales de la aromatasa, como los polifenoles tipo resveratrol, los luteoprinas, protoantocianinas y flavonoides.

¿De qué se trata una dieta antiestrogénica?

dieta-antiestrogenica-hormonas

Para regular el sistema hormonal es fundamental atender algunos factores cruciales que involucren un cambio en los hábitos alimenticios. A continuación, te mencionamos los principales elementos que se deben considerar para aplicar una dieta antiestrogénica efectiva:

Regular la grasa corporal

En primer lugar, es importante evitar el sobrepeso a través de una alimentación sana que influya en el metabolismo de las grasas. Por ejemplo, el tomate y los omega-3 aumentan la producción de adiponectina, una hormona que regula el metabolismo de las grasas. 

Asimismo, se recomienda el consumo de soja con moderación, ya que reduce la producción de adiponectina. Esto ejerce un papel protector del cáncer de mama. También se deben moderar los azúcares y el alcohol. Además, es aconsejable consumir té verde, que contribuye a disminuir la grasa gracias a los polifenoles como la epigalocatequina. 

Cuidar el hígado

El hígado tiene la capacidad de convertir los estrógenos en una sustancia residual para que el riñón pueda eliminarla. De ahí la importancia de depurarse para que las disfunciones del hígado no alteren la producción de estrógenos. Por eso, es relevante aplicar una alimentación antiestrogénica depurativa.

Las bacterias del intestino son clave

Estas bacterias aseguran un buen trabajo del hígado y el intestino. Participan en la producción y eliminación de sales biliares, los derivados del colesterol y la producción y eliminación de las hormonas sexuales.

Asimismo, la microbiota intestinal es capaz de activar compuestos de determinados alimentos, como el ácido elágico de la granada, para convertirlos en inhibidores de la aromatasa. 

Finalmente, es conveniente reducir los niveles de estrés, ya que genera desequilibrio hormonal global y hepato-intestinal. Por eso, es necesario optar por productos ecológicos como las semillas de lino mascado, una infusión de pasiflora o té verde. También es recomendable consumir champiñones, frutos secos, espárragos, frutas del bosque y sésamo.

Actifemme RESD3 - ¡Combate el envejecimiento celular!
Actifemme RESD3 es un complemento alimenticio en forma de comprimidos bucodispersables, con efecto antioxidante y cardioprotector que ayuda a combatir el envejecimiento celular.

mujer-colesterol-50-bajar-salud-reducir-corazon-fuerte

Cómo bajar el colesterol en la mujer a partir de los 50

Cómo bajar el colesterol en la mujer a partir de los 50

El corazón es el motor que impulsa nuestro cuerpo, un órgano esencial que tenemos que cuidar en todo momento. A fin de mantener sano el sistema cardiovascular necesitamos prestar atención a los diferentes factores de riesgo.

El tiempo no se detiene y con el paso de los años aparecen algunas alteraciones propias de la edad. Muchas mujeres adultas suelen tener el colesterol alto. Esto las expone a una gran cantidad de problemas cardíacos.

Ahora bien, ¿qué es el colesterol?, ¿por qué aumenta con mayor frecuencia después de unas cuantas décadas?, ¿cómo se puede bajar en la mujer a partir de los 50 años? Enseguida analizaremos todas estas cuestiones.

mujer-apnea-menopausia-madura-salud-actifemme

Conozcamos en qué consiste el colesterol

El colesterol es una sustancia semejante a la grasa y está presente en todas las células de nuestro cuerpo. A través de éste es posible producir ciertas hormonas, células, vitamina D y el líquido que conocemos como la bilis, que nos ayuda a digerir adecuadamente los alimentos.

En proporciones adecuadas resulta necesario para el óptimo funcionamiento del organismo. Ahora bien, en cantidades exageradas puede ser contraproducente hasta el punto de formar una placa en las paredes de los vasos sanguíneos.

Si las arterias se obstruyen o estrechan, las probabilidades de desarrollar enfermedades cardíacas aumentan considerablemente. Nuestro cuerpo almacena y transporta el colesterol por el torrente sanguíneo hacía los órganos que lo necesitan. Existen dos tipos:

  • HDL: Considerado como bueno. Se trata de una sustancia que transporta el colesterol desde distintos tejidos hasta el hígado para su correcta eliminación.
  • LDL: Considerado como malo. Las células son incapaces de absorber todo el colesterol y el exceso se deposita en las paredes de las arterias, originando con el tiempo la temida arterioesclerosis.

Cuando llega la menopausia las mujeres suelen experimentar cambios importantes en los niveles de colesterol. El LDL tiende a aumentar mientras que el HDL disminuye. Sin olvidar el efecto nocivo de los inadecuados hábitos alimenticios y el estilo de vida poco saludable.

Acciones efectivas para bajar el colesterol después de los 50

A través de un análisis de sangre podemos verificar con exactitud los niveles de colesterol. Si los resultados evidencian alteraciones es necesario hacer algo al respecto. Se recomienda:

Hacer ajustes en el menú

  • Comer alimentos saludables para el corazón. Incluir la soja, el salmón, las sardinas, los garbanzos, las alubias, nueces u otras legumbres. Añadir manzanas y uvas a la dieta. Tomar suplementos debidamente referidos por un especialista médico también puede ser de gran ayuda.
  • Reducir el consumo de grasas saturadas como las carnes rojas y los lácteos enteros.
  • Eliminar en su totalidad las grasas trans, presentes en las margarinas, algunos tipos de galletas dulces o saladas, pasteles u otros alimentos.

Establecer una adecuada rutina de ejercicios

El sedentarismo es uno de los principales causantes del incremento del colesterol y los triglicéridos. Un opositor destacable de la vida saludable.

  • Suprimir el tabaco y limitar el consumo de las bebidas alcohólicas.
  • Mantener un peso corporal apropiado según la complexión y estatura.

los-problemas-de-sueno-que-tienen-las-mujeres-a-cada-edad-actifemme

Los problemas de sueño que tienen las mujeres a cada edad

Los problemas de sueño que tienen las mujeres a cada edad

Dormir bien es fundamental para garantizar el máximo bienestar. Cuando sentimos que no descansamos correctamente nuestro día puede ser abrumador, tenemos menos entusiasmo, concentración y hasta el sentido del humor cambia.

Diferentes estudios han demostrado que podemos padecer de ciertas dificultades relacionadas con el descanso. Ahora bien, ¿cuáles son los principales problemas de sueño que tienen las mujeres a cada edad? En las siguientes líneas daremos respuesta a esta pregunta, sigue leyendo para que los descubras.

los-problemas-de-sueno-que-tienen-las-mujeres-a-cada-edad-actifemme

Alteraciones del sueño según la edad

Los cambios hormonales suelen influir en el descanso. Las mujeres experimentan altos y bajos según su edad. Los niveles de progesterona y estrógenos fluctúan en cada ciclo menstrual, estos afectan tanto la capacidad de conciliar el sueño como de permanecer dormidas.

La adolescencia

Los adolescentes necesitan dormir alrededor de 10 horas al día. La menstruación aparece por primera vez más o menos a los 12 años. Las jóvenes que no duermen bien tienen mayores probabilidades de tener un menor rendimiento académico o padecer de otros trastornos como déficit de atención u obesidad.

Etapa de mayor fertilidad femenina

Previo a la llegada de la menstruación, las mujeres suelen padecer ciertos síntomas recurrentes de tipo físico, psíquico o emocional. Durante el síndrome premenstrual se producen diversas señales y una de las más destacadas tiene que ver con el cambio en el ritmo del sueño.

El embarazo

El metabolismo de la mujer cambia por completo mientras transcurre el embarazo. En el primer trimestre se produce un incremento importante de la progesterona y, en consecuencia, un mayor número de despertares. La somnolencia diurna suele aparecer.

La calidad del sueño mejora un poco durante el segundo trimestre. No obstante, en los últimos meses del embarazo las molestias podrían aumentar. La necesidad frecuente de orinar a menudo, el movimiento fetal, la dificultad para respirar u otros síntomas suelen perturbar las horas de descanso.

La lactancia

El sueño de la madre es más profundo, la succión del pecho es relajante y ayuda a dormir mejor. Sin embargo, está claro que la etapa de la lactancia puede ser agotadora. Las horas de descanso se interrumpen de manera constante para atender las necesidades alimenticias del bebé.

La menopausia

Los problemas para dormir bien son muy frecuentes durante la menopausia. Las mujeres menopáusicas suelen experimentar insomnio o apnea del sueño. Asimismo, los despertares a causa de los sofocos son muy comunes e interfieren en el oportuno descanso.

La vejez

Los adultos deben dormir entre 7 u 8 horas cada día. Muchas veces las enfermedades afectan la capacidad de dormir adecuadamente. En otros casos, la alteración se hace presente sin que exista ninguna patología específica, analizar las circunstancias vendría bien.

Sugerencias para tener un sueño reparador

Para tener un sueño reparador se recomienda:

  • Crear rutinas de descanso saludables y respetar los horarios. Preparar una habitación confortable.
  • Practicar ejercicio de manera regular.
  • Evitar el consumo de cafeína y limitar el uso de pantallas antes de la hora de dormir.
  • Buscar asistencia médica profesional para tratar los trastornos crónicos de sueño.