Cómo combatir la retención de líquidos

La retención de líquidos, también conocida como edema, es una condición en la que se acumula un exceso de líquidos en el cuerpo. Puede causar hinchazón, aumento de peso y sensación de pesadez, principalmente en las piernas, los tobillos y las manos.

Este artículo pretende ser un resumen detallado de lo que necesitas saber sobre la retención de líquidos, incluyendo sus causas, síntomas, tratamientos disponibles y los consejos sobre cómo combatirla de manera efectiva.

actifemme-retencion-liquidos

¿Qué es la retención de líquidos?

Cuando decimos que tenemos retención de líquidos, nos referimos a que nuestro cuerpo acumula agua u otras sustancias en los espacios entre las células. Esta condición puede afectar a cualquier parte del cuerpo, pero se observa con mayor frecuencia en las piernas, los tobillos y las manos.

Síntomas de la retención de líquidos

Los síntomas comunes de la retención de líquidos incluyen:

  • Hinchazón en las piernas, pies y tobillos.
  • Aumento de peso repentino.
  • Rigidez o dolor en las articulaciones.
  • Apariencia hinchada o inflamada en el cuerpo.

Causas de la retención de líquidos

Las causas de la retención de líquidos son variadas, pero entre las más comunes se encuentran:

  • Estilo de vida sedentario: la falta de actividad física puede contribuir que nuestro cuerpo retenga líquidos.
  • Consumo excesivo de sal: una dieta alta en sodio puede causar retención de líquidos.
  • Cambios o fluctuaciones hormonales, como las que ocurren durante el ciclo menstrual o la menopausia.
  • Enfermedades: algunas enfermedades, como los trastornos del corazón o las enfermedades renales, pueden causar retención de líquidos.
Te puede interesar   Retención de líquidos en las piernas: Causas, síntomas y opciones de tratamiento eficaces

Tratamientos para la retención de líquidos

Existen varias estrategias para combatir la retención de líquidos, que van desde cambios en la dieta y el estilo de vida hasta tratamientos médicos y terapias alternativas.

Cambios en la dieta

Una de las formas más efectivas de combatir la retención de líquidos es modificar la dieta. Reducir la ingesta de sodio y aumentar la de alimentos ricos en potasio, como las frutas y las verduras, puede ayudar a regular los niveles de líquidos en el cuerpo. También debemos limitar el consumo de alimentos procesados y ricos en grasas, y aumentar la ingesta de alimentos ricos en fibra y agua.

Actividad física

El ejercicio regular puede ayudar a mejorar la circulación, lo que a su vez puede ayudar a reducir la retención de líquidos. Las actividades que favorecen la circulación sanguínea a nivel distal, como caminar, bailar, pasear en bicicleta o nadar, son especialmente recomendables.

Tratamientos médicos

En algunos casos, puede ser necesaria la intervención médica para tratar la retención de líquidos. En ocasiones, nuestro médico podría recetarnos diuréticos, que ayudan al cuerpo a eliminar el exceso de líquidos.

También existen tratamientos de presoterapia, que utilizan la presión del aire para mejorar la circulación y reducir la hinchazón.

Terapias alternativas

Existen diversas terapias alternativas que pueden ayudar a combatir la retención de líquidos. Entre ellas se encuentran el masaje, que puede ayudar a estimular la circulación y el drenaje de líquidos, y la acupuntura, que puede ayudar a equilibrar los niveles de energía del cuerpo y mejorar la circulación.

Dispositivos contra la retención de líquidos

Si bien algunos dispositivos pueden ayudar a aliviar los síntomas de la retención de líquidos, debemos recalcar que el asesoramiento médico es fundamental y debemos seguir siempre las recomendaciones de un profesional. Estos son algunos dispositivos que podrían sernos útiles en ciertos casos:

  • Medias de compresión: estas medias aplican presión graduada en las piernas para ayudar a mejorar la circulación y reducir la hinchazón.
  • Dispositivos de elevación de piernas: elevar las piernas por encima del nivel del corazón puede ayudar a reducir la acumulación de líquidos en las extremidades inferiores. Algunas personas utilizan almohadas o dispositivos específicos para elevar las piernas.
  • Dispositivos de masaje: algunos dispositivos, como masajeadores de pies o piernas, pueden mejorar la circulación y reducir las molestias causadas por retención de líquidos.
  • Electroestimulación: los dispositivos de electroestimulación muscular, que pueden ayudar a activar los músculos y mejorar la circulación, también podrían hacernos sentir alivio.
  • Aplicadores de frío o calor: en algunos casos, la aplicación de frío o calor controlado puede ayudar a reducir la hinchazón y mejorar la circulación. Sin embargo, la efectividad de este método depende de la causa subyacente de la retención de líquidos y puede que no se ajuste a todas las situaciones.
  • Monitores de actividad física: mantenerse activo puede ayudar a prevenir la retención de líquidos. Los dispositivos de seguimiento de actividad física, como relojes inteligentes o podómetros, pueden motivar a las personas a mantener un estilo de vida activo.
Te puede interesar   Una guía completa sobre la vulvovaginitis por Cándida, Vulvovaginitis Candidiásica (VVC)

La retención de líquidos puede ser causada por diversas condiciones médicas, como insuficiencia cardíaca, problemas renales, trastornos linfáticos, entre otros. Por lo tanto, tenemos que identificar y abordar la causa primero, con la orientación de un profesional sanitario.

Recomendaciones para combatir la retención de líquidos

Además de los tratamientos mencionados, existen varias recomendaciones que pueden ayudarnos a combatir la retención de líquidos de manera efectiva:

Mantenernos hidratados

Aunque pueda parecer contradictorio, beber suficiente agua puede ayudar a combatir la retención de líquidos. El agua ayuda a eliminar toxinas y sales del cuerpo, lo que puede reducir la retención de líquidos.

Evitar el sedentarismo

Debemos intentar mantenernos activos durante el día. Si tenemos un trabajo de oficina, intentemos levantarnos y caminar un poco cada hora. Esto puede ayudar a mejorar la circulación y reducir la retención de líquidos.

Utilizar medias de compresión

Si pasamos mucho tiempo de pie, las medias de compresión pueden ayudar a mejorar la circulación y reducir la hinchazón.

Optemos por una dieta saludable

Una dieta rica en frutas, verduras, proteínas magras y granos enteros puede ayudar a mantener un equilibrio de líquidos saludable en tu cuerpo.

Conclusión: combate la retención de líquidos

La retención de líquidos puede ser un problema molesto y doloroso, pero con los tratamientos y recomendaciones adecuados, es posible combatirla de manera efectiva. Afortunadamente, solo con cambiar ciertos hábitos, como el contenido de nuestra dieta o nuestra rutina de ejercicios, podemos mejorar significativamente el efecto (y la frecuencia) de la retención de líquidos en nuestras vidas.